Enmarcar un cuadro

Enmarcar un cuadro

Aquí te queremos mostrar el trabajo que se realiza en nuestro taller. Enmarcar un cuadro o lámina requiere una destreza con la maquinaria especializada para el corte y ensamble de marcos.
enmarcar un cuadro

Para llevar a cabo el proceso para enmarcar un cuadro será necesario contar con maquinaria especializada para este tipo de trabajo.

Máquinas de corte como tronzadoras, cizallas, ingletadoras o sierras circulares.

Ensambladoras, aspiradores, compresores, máquinas de passepartout y maquinaría para trabajar la madera, entre otros.

Máquinas para unir los marcos.

Una vez cortados los materiales, los unimos para formar el marco para el cuadro. Para ello disponemos de una ensambladora neumática de alta precisión.

Este tipo de grapadora en inglete inserta grapas en “V” . Una máquina imprescindible para ensamblar cualquier tipo de moldura y poder enmarcar disptintos tipos de cuadros.

Enmarcar un cuadro estilo Museo

enmarcar un cuadro

La llamada enmarcación estilo museo hace referéncia a los marcos labrados en dorado o estilo barroco própios de éste siglo. Un marco barroco es un estilo de enmarcación de cuadros que fue popular en los siglos XVII y XVIII.

enmarcar un cuadro

Presenta molduras ornamentadas, a menudo con detalles tallados como hojas o flores. El nombre viene de la palabra francesa barocco, que significa «perla de forma irregular».

De ésta manera dicha estética sigue siendo hoy en dia un modelo muy popular para resaltar y conseguir dar una presencia a cualquier tipo de obra o como objeto de decoración.

Reproducciones de arte, como la Mona Lisa, pinturas de valor o espejos , pueden dar en ambientes modernos un toque distinción.

Exposición temporal El Marco barroco en España.

La colección expuesta en el Museo de Almería consta de cuarenta piezas históricas que documentan diferentes periodos evolutivos del marco en época barroca. Comenzando con los orígenes del marco remotos y con su antecedente más inmediato, el marco renacentista, se comienza el recorrido con un tipo de marco muy simplificado, de tipo ‘cassetta’, que pronto dará paso al gran protagonismo del marco dorado, que se abrió paso gracias a las nuevas técnicas de aplicación de esta técnica en el siglo XVII.

La evolución de las técnicas y la nueva mirada al mundo clásico y sus marmoleados propiciará un cambio hacia los marcos policromados, expuestos en la segunda parte del recorrido. El discurso continúa con otros tipos, como la evolución al marco ebonizado y con la mirada a los procesos artesanales de fabricación, para lo cual se mostrará el anverso y el reverso de cada una de las piezas, señalando el importante papel de su construcción esencial para poder identificarlos como marco barroco español.

Deja un comentario

Abrir chat
Necessites ajuda?
Hola, si vols un pressupost és necessari mida i imatge de l' obra. Gràcies